miércoles, 24 de junio de 2009

AusteridaZ con Z de Zubnormal

El gobierno y demás mangantes no dejan de vendernos la moto con que se van a aplicar políticas de austeridad, etc etc. Yo entiendo que en una política de ahorro lo primero que hay que suprimir es cualquier gasto inútil, innecesario y que no crea ningún tipo de valor. Pero la política de austeridad del gobierno acaba en el momento en que se cierra la boca del político de turno

- ...ridad.

Ahí, ahí se ha acabado ya la política de ahorro.

El ejemplo más notable de hoy es el coste que supone que un ladrón: Don Manuel Chaves, hable con los presidentes de las comunidades autónomas en la Comisión General de las Comunidades Autónomas del Senado.

Por lo visto, los finos oidos de algunos senadores necesitan de intérpretes para que traduzcan las palabras de Don Manué al catalán, gallego, vasco y al valenciano. Sería lógico pensar que necesitarán un traductor Don Manué - Español, ¿pero un traductor español- valenciano?

No me quiero enrollar en lo estúpido que me parece que se gaste el dinero en gilipolleces de este calado cuando es bien sabido que todos esos senadores hablan español. Esta gilipollez puede alcanzar el grado de mayúscula, superlativa e inconmensurable si nos imaginamos la situación en sí:

- Tiene el turno de palabra Don Manué, profesional del caciquismo y de la colocación de familiares en la administración y concesión de subvenciones sin inmutarse.
- Graziasss prezidente. España son mushass autonomías y bla bla bla...

En este mismo momento, empieza a hablar el interprete de turno.

- Thank you Presi. In Spain there are so many autonomies and bla bla bla...

(Nota: Siento haberlo puesto en Inglés, pero es que no hablo ninguna lengua que sólo me sirva para comunicarme con 4 gatos)

Pues bien, el senador empieza a escuchar a Don Manué, y lo entiende perfectamente, y al poco empieza a escuchar al interprete que en algunos casos lo entendera perfectamente, y en otros, posiblemente el vasco, igual lo entiende hasta peor (Vease casos como Ibarretxe que tenía que dar clases de vasco porque no tenía ni idea). Es decir, en el mejor de los casos (donde mejor es fruto de la ironía de la situación) el desvergonzado senador está entendiendo perfectamente el discurso en dos lenguas distintas.

Imaginemos que el presidente cuando vuelve de Nigeria en su falcon solicitara al mismo tiempo que otro falcon despegara hacia España, pero vacio de gente, con sólo la tripulación. Pensaríamos que es un desgraciado y que se metiera el segundo falcon por el orto. Pues eso mismo con estos senadores, se pueden meter al traductor por el orto, para escucharlos mejor y sin interferencias.

En resumen, ¿Qué se puede sacar de esto?

Que el senador se está riendo de todos los españoles que como subnormales pagamos nuestros impuestos para que se produzcan esta clase de despropósitos.

Por si fuera poco, el coste de los interpretes asciende a 6500€ por sesión. Es decir que encima de desperdiciar el dinero en traducir cosas que ya están entendiendo de por sí, han debido de contratar a los más caros, toma austeridad por los cojones.

Todo esto es producto una vez más, de los progres que van de guay, de lo políticamente correcto y de la estupidez reinante en muchas partes de nuestra sociedad. Lo que son las cosas, !qué ironia!, para presentarte en las oposiciones en Cataluña tienes que saber Catalán, con lo que nos están jodiendo al resto de españoles, y cuando vienen a Madrid al Senado, también les tenemos que poner un traductor pagándolo de nuestro bolsillo, con lo que nos vuelven a joder.

Si el senador catalán tuviera que pagarse el traductor de su bolsillo verían lo rápido que aprendía a hablar español, la pena es que tengamos políticos subnormales que van de austeros y luego tiran el dinero en cualquier chorrada.
actualizado: 30 de junio de 2009

Como siempre... canalsu partiendo la pana:


8 comentarios:

Balle dijo...

Me he reído, aunque sería para llorar y, asombrosamente, salvo por lo de una lengua para hablar con cuatro gatos, suscribo el resto del post.

ramirez dijo...

totalmente de acuerdo.
que vergüenza!

Ferguson dijo...

Lo has dicho con todas sus letras: es una gilipollez. 10 letras, para ser exactos.

Ismael dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tercera Opinión dijo...

Hola, hay veces que ante noticias de este tipo es necesario reescribir de nuevo El Quijote.

Te invito a leer mi artículo: De lo que aconteció a don Quijote en el Senado.

http://www.terceraopinion.net/2009/07/05/quijote-senado/

Un saludo.

Lu^ dijo...

Ni se te ocurra abandonar esto en tu nueva andadura...
Podrías darle un giro interesante.
Nos vemos en la próxima huida ^^

Deprisa dijo...

Pues sí que es una verguenza, sí :(

laPelirrojaDeCabelloColorMiel dijo...

¿Para cuando una nueva entrada teñida de ese humor tuyo tan peculiar?
Anda, no te hagas de rogar y retoma esto que alguna lo echa de menillos...