jueves, 11 de junio de 2009

¿Es más rápido tu coche que un F-18?

De nuevo volvemos con ustedes, con una noticia increible:

El colibrí vuela más rápido que un caza para atraer a las hembras

A la ya de por sí sorprendente noticia de que el macho de colibrí demuestre su virilidad volando a toda pastilla en vez de girando las llaves del Mercedes en el ala o hablando de sus inversiones en alpiste afgano

- Oiga que los colibrís son nectavíboros
- ¿Y qué? Que los colibrís tienen el mismo derecho a invertir que el resto de animales [burros, chimpances, dodos (estos dejaron de invertir), alcornoques (estos son árboles pero también están presentes en bancos y gobiernos), etc...] que juegan con el futuro del planeta.
- Ah, vale vale...

Pues bien, a esta sorprendente noticia se une el hecho de que los colibrís sean más rápidos que los cazas. Si leemos la noticia:

Es común entre los animales desarrollar algún rasgo llamativo para facilitar el cortejo. Pero el colibrí de Ana ('Calypte anna') bate todos los récords: lleva su cuerpo al límite de lo físicamente soportable volando a 27,3 metros por segundo. Es, con diferencia, el vertebrado más veloz, y ha adquirido esta extraordinaria capacidad sólo para poder seducir a las hembras.


¿27 metros por segundo? Sino me falla la memoria esa velocidad se parecía a la de los coches en los problemas de matemáticas o física que me ponían allá por el instituto. Hagamos el cálculo:

27.3 m/s * 1km/1000m * 3600 s/ 1 hora = 98.28 km/hora

Vaya... resulta que cuando voy por la autovía a 120 km/h mi coche va más rápido que los colibrís y por tanto más rápido que los aviones caza. Teniendo en cuenta el gobierno actual, no me extrañaría que le estén aplicando el carné por puntos también a los pilotos mientras vuelan y con tal fin estén cumpliendo los límites de velocidad, eso explicaría que los colibries vuelen más rápido que los cazas.

La otra explicación lógica e importante a considerar es el axioma de la rana gustavo:

EL PERIODISTA NO TIENE NI PUTA IDEA DE LO QUE ESTÁ HABLANDO

Intentemos comprobar si realmente se cumple, leyendo el resto del artículo:

El vuelo del cortejo del colibrí dibuja una parábola. Consiste en un vuelo en picado hasta cierto punto, en el que el ave vuelve a subir. Según el estudio, al inicio del vuelo el animal coge impulso aleteando, para a continuación plegar sus alas sobre sus costados. Es en este momento cuando alcanza su mayor velocidad, que puntualmente puede exceder la de los cazas militares. Luego vuelve a extender las alas para virar hacia arriba.

Aquí el periodista reincide en su error: el colibrí puede volar más rápido que los cazas.

Continua:

Este movimiento, muy practicado entre los pilotos de cazas militares, encierra, en el caso de un ser vivo, grandes sorpresas aerodinámicas. Así, en el momento en que el colibrí extiende sus alas para dirigirse hacia arriba (hacia el sol), experimenta aceleraciones centrípetas diez veces superiores a la aceleración gravitacional. Las aceleraciones centrípetas son indivativas de los cambios en la dirección acusados por una elevación.

Esta aceleración, dice el autor del estudio, es la mayor hasta ahora registrada en vertebrados que estén maniobrando voluntariamente, a excepción de los pilotos de cazas, e implica que el colibrí de Ana, al moverse de forma casi horizontal en el punto de máxima aceleración, soporta, además de su peso corporal, el peso de la elevación. Por lo tanto, los machos se someten a fuerzas casi diez veces mayores a las que experimentarían sólo con la aceleración gravitacional.

Aquí el artículo empieza a tener algo de sentido, y con algo de pericia descubrimos lo que el periodista, o mejor dicho el investigador del estudio, quería comunicarnos:

el colibrí soporta ACELERACIONES CENTRÍPETAS tanto o mayores que los pilotos de los aviones caza o que el caza en sí mismo, aunque aquí por lo visto, la gracia es que se trate de un ser vivo.

Confirmamos pues que se cumple el axioma de la rana gustavo una vez más, en este caso con un periodista que no sabe la diferencia entre velocidad y aceleración... así no es de extrañar que confundan la velocidad con el tocino... :PPPPPPPPPPPPPPPPP

1 comentario:

BLANCA dijo...

¡Éste cateó Física y Química seguro! El problema de pasar de km\h a m\s es un clásico.